Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web

 
     
Home Page

Un poco de historia

Servicios

Cursos Personalizados

Degustaciones Dirigidas

Eventos Especiales

Armado y mantenimiento de bodegas personales

Vinos recomendados

Links interesantes

Contáctese

Servicios.

En la actualidad podemos escuchar que “el vino está de moda”.  Personalmente acepto la frase si se refiere al hecho de que el vino y su mundo están cada vez más presente en nuestra sociedad. No estoy de acuerdo si el significado de moda implica un fenómeno pasajero. El vino acompaña al hombre casi desde el nacimiento del mismo y siempre tuvo una trascendencia histórica importante. Hoy en Argentina, se está virando hacia un consumo más inteligente, que trae aparejado un mayor interés sobre el concepto global “cultura del vino”. No creo que este interés sea pasajero.

Exposiciones teóricas de lado, lo importante es que en ciertos estratos sociales, “saber de vinos” se ha convertido en un “must”,  un elemento más que debemos incorporar en nuestro acervo cultural.  Reuniones de negocios, agasajos, presentaciones, regalos, comidas, restaurants, after seven, wine bars; el vino siempre está presente y no manejar las herramientas básicas nos puede dejar mal parados. Sin ir demasiado lejos, una situación muy común de las que pocos saben salir airosos es cuando el mozo de un restaurant nos da a probar el vino para que lo aprobemos o no. El primer error que denota la falta de cultura al respecto es simplemente la manera de tomar la copa con las manos.

Incluso en la actualidad, un fenómeno de moda son las reuniones sociales que tienen como protagonista principal al vino (wine & cheese, por ejemplo). Estos eventos son situaciones ideales para compartir con amigos, conocidos del ambiente laboral o simplemente para afianzar ciertas relaciones públicas.  Obviamente aquí el innovador es siempre el anfitrión. Otra forma muy divertida es simplemente la degustación, reuniones donde el grupo analiza varios vinos diferentes, donde los detalles adicionales suelen ser muy a menos: degustación a ciegas, juegos, etc.

Otro fenómeno social que no debemos pasar por alto es la posesión de nuestra propia bodega personal, nuestra colección de vinos de guarda. Para poder  tener nuestro propio “tesoro” debemos tener en cuenta algunas reglas básicas, que aunque no son muy difíciles de comprender y asimilar, la mayoría de la veces no son tenidas en cuenta. No cualquier vino es un vino de guarda, incluso hay vinos caros que no se deben guardar. La mala composición de nuestra bodega nos delatará rápidamente frente a un enófilo más experimentado.

Por todo esto, he diagramado una serie de servicios personalizados, que rápidamente permiten absorber los elementos básicos de la cultura del vino y ayudan a comprender un mundo que parece muy complejo.

Estos servicios son:

  • Cursos de vinos: a través de sus distintas etapas permiten la introducción al mundo del vino hasta la profundización en las técnicas de degustación.
  • Degustaciones dirigidas: un evento en concreto, donde el anfitrión (persona física o empresa) organiza una degustación con el apoyo de un profesional que guiará a la concurrencia.
  • Eventos especiales: Se trata de casos particulares donde el vino tendrá una presencia importante. Por ejemplo una presentación empresaria o simplemente un asado con amigos, donde se conversará y aprenderá de vinos.
  • Armado y mantenimiento de bodegas personales: para quienes quieren tener una bodega personal armada de manera inteligente.

 

CaRlos NavaRRo